Y todo lo que hace, prosperará

Este es una de mis porciones favoritas de la Biblia.

Salmo 1: 1-3

“Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos,     Ni estuvo en camino de pecadores,     Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará.”

Para todo lo que hacemos, o emprendemos, necesitamos consejo, sabiduría, si somos padres necesitamos la guía de cómo hacer de la mejor manera las cosas, con nuestros hijos y en nuestro hogar;  si estamos a punto de arrancar un negocio, ¿cómo hacerle para no equivocarnos y hacerlo de la manera en la que vamos a asegurar el éxito? Si somos líderes en nuestro trabajo o de algún equipo, necesitamos consejo para dirigir de la manera correcta; consejo para nuestro matrimonio, para tener buenas relaciones, para salir victoriosos de la prueba, para enfrentar los retos, para cumplir el propósito que Dios tiene para el día de hoy y para toda nuestra vida.

Hay un deseo de no fracasar, de no equivocarnos, sabemos que el tiempo no regresa y al dar pasos de manera equivocada no podremos regresar para corregir. Lo que sembramos el minuto anterior eso será lo que cosecharemos en el siguiente.

Por eso es tan importante la guianza y consejo. Y estos podemos encontrarlos en muchas partes, sin embargo no todos serán el mejor consejo. Hay muchas voces que tratan de hablarnos, de dirigirnos. Tenemos que tener cuidado que voz es la que escuchamos y obedecemos. A veces son nuestras emociones las que tratan de guiarnos, y nos impulsan de manera equivocada.

La Biblia es la manera de pensar de Dios para cada situación, para cada decisión que tengamos que tomar. ¿Quieres saber lo que piensa Dios? ¿Quieres recibir el mejor consejo, y la mejor dirección? La encontramos en Su palabra. La Biblia es aplicable para cada situación, no pienses que la Biblia no aplica para lo que estás viviendo ahora. Su palabra no tiene fecha de vencimiento.

El salmo 1 dice: “Bienaventurados los que no siguen el mal consejo, sino que se deleitan en la palabra de Dios, y meditan en ella de día y de noche.”

Las acciones correctas siguen a los pensamientos correctos. El meditar en su palabra, hará que actuemos Su palabra. Y al hacerlo nos compara con árboles plantados a la orilla de un rio, que siempre dan fruto, que sus hojas no se marchitan, y que prosperan en todo lo que hacen.

Otro ejemplo en la Biblia que me encanta es la palabra que Dios le da a Josué.

Josue 1:9

“Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.”

La vida está llena de retos, situaciones que vemos mucho más grandes que nosotros, y nos hacen sentir temor, o inseguridad de cómo las vamos a enfrentar, y es ahí dónde queremos la guianza y el consejo, al final estas nos ayudan a ser dependientes de Dios. Esto fue lo que le pasó a Josué de repente se topó con una gran responsabilidad,  Moisés  ya no estaba, y Dios lo estaba levantando ahora a él para guiar al pueblo de Israel a la tierra prometida. ¡Era un gran reto! Y Dios le da la misma palabra que encontramos en Salmo 1,  le dice en otras palabras: no te dejes guiar por otras voces que van a tratar de dirigirte, por tus ganas de sobresalir, no te dejes guiar por tus emociones, o por lo que tú crees que es mejor. Medita, lee, recuerda y piensa en Mi palabra, en lo que Yo ya he hablado, y obedece, haz conforme a ella, porque solo así te garantizo que lo que hagas va a prosperar, y que no fracasarás. ¡Que los frutos que esperas se darán!

La prosperidad casi siempre la relacionamos con lo económico, sin embargo no siempre es así, puede existir una persona rica económicamente y no tener prosperidad. Prosperidad es igual a bienestar de manera integral, desarrollo, crecimiento, florecimiento. ¿Queremos tener bienestar, que nos vaya bien, tener éxito en todas las áreas de nuestra vida? ¡Busquemos su dirección en todo! ¡Y los frutos que esperamos se darán!

Esto nos garantizará avanzar en Sus propósitos, y ¡conocerlo más a El!

 

Proverbios 3:7

“No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s