Imitadores de Dios

Al vivir en este mundo es fácil acostumbrarte e imitar sus intereses, sus deseos y su lenguaje, pero no debe de ser así. Efesios 5 nos habla que como hijos de Dios, al tener a Cristo en nosotros debemos imitarlo a Él, Sus deseos, Sus intereses y hablar Su idioma. Debemos ser la diferencia.

Es más cómodo acostumbrarte, y pasarte de largo, y ser indiferentes, pero Pablo nos recuerda que debemos ser llenos de Su Espíritu, solo así podremos mostrarlo a Él y  vaciar de El a los demás. Nos recuerda que solos no podemos, es El en nosotros. Solo Su presencia en nuestra vida hace la diferencia, solo Él puede producir en nosotros cosas buenas y poner en nosotros el querer como el hacer. Es la única manera de ser Su luz en medio de las tinieblas, de mostrar Su amor y Su compasión en medio de la indiferencia, de tener agradecimiento en medio de la queja, de hablar y vivir Su verdad en medio de la mentira, de saber perdonar en medio de tanto orgullo.

Primeramente debe de haber un deseo en nuestro corazón de querer más de Jesús. De esta manera anhelaremos hacer Su voluntad, querremos aprovechar los días y no dejarlos pasar actuando sin pensar, sino que en cada oportunidad que tengamos,  con todo lo que somos  podamos mostrarlo a Él.

Que esa sea nuestra oración hoy.

 

Efesios 5:1

“Imiten a Dios en todo lo que hagan porque ustedes son sus hijos queridos.  Vivan una vida llena de amor, siguiendo el ejemplo de Cristo.”

 

Efesios 5:4

“Que haya una actitud de agradecimiento a Dios.”

 

Efesios 5:8,9

“Antes ustedes estaban llenos de oscuridad, pero ahora tienen la luz que proviene del Señor. Por lo tanto, ¡vivan como gente de luz!  Pues esa luz que está dentro de ustedes produce sólo cosas buenas, rectas y verdaderas.”

 

Efesios 5:16,17

“Saquen el mayor provecho de cada oportunidad en estos días malos.  No actúen sin pensar, más bien procuren entender lo que el Señor quiere que hagan.”

 

Efesios 5:18-20

“…sean llenos del Espíritu Santo  cantando salmos e himnos y canciones espirituales entre ustedes, y haciendo música al Señor en el corazón. Y den gracias por todo a Dios el Padre en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.”

 

 

Un pensamiento en “Imitadores de Dios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s