Bendecida para ser de bendición.

El sueño de sólo ser la reina de Persia y vivir esa vida llena de comodidades, privilegios y lujos estaba muy limitado. El sueño de Dios para Ester era llevarla a ese lugar para poder salvar a todo un pueblo de la muerte. 
 
Cuando Ester vivía como reina, nunca se imagino lo que Dios iba a requerir de ella: ser valiente y arriesgar su vida por amor a los demás; y esto fue lo que le dio propósito, y trascendencia a su vida. El plan de Dios era bendecirla, pero para que ella pudiera ser de bendición.
 
Dios  piensa en grande,  El va más allá, y siempre involucra el amor y la salvación de los demás dentro de sus planes.
Cuando nuestros sueños involucren a los demás, no solo nuestros intereses, nos estaremos acercando al sueño de Dios para nosotros.
 
Los planes que Dios tiene acerca de nosotros siempre serán para extender Su reino y para Su gloria. Nosotros seremos parte de su grandioso plan cuando seamos capaces de arriesgar nuestros propios deseos, y dar nuestra vida en amor a los demás y es ahí donde imitamos el gran amor de Cristo.
 
El nos diseñó con cualidades, dones, y talentos específicos que están ansiosos por salir a la luz y ponerse en practica y puso una gracia especial en nosotros que nos hace aptos  (no únicos) para que al cumplir sus sueños para nosotros automáticamente se vean realizados los nuestros.
 
Y cuando digo “no únicos” me refiero a que no somos indispensables, Dios cumplirá su propósito de alguna u otra manera. ¡Que privilegió que podamos ser escogidos y formar parte del plan inicial de Dios!  Pero sino somos capaces de dar nuestra vida para hacer Su voluntad, Dios usará a alguien más.
 
No limitemos nuestros sueños. Si Dios ya nos ha bendecido tanto, comencemos a pensar en los demás, ahí donde estamos, seamos el instrumento en Sus manos para bendecir y ser parte importante de la salvación de los que nos rodean, siendo luz, y llevando nuestros recursos y palabras de amor  y aliento. Siempre requerirá sacrificio de nuestra parte, pero quizás Dios te llevo a ese lugar para llevar esperanza a la persona que tienes al lado, o quizás a todo un pueblo como a Ester.
 
¡Nuestra verdadera realización  llega cuando al ser bendecidos, bendecimos a los demás!
 
Ester 2:17
“Y el rey amó a Ester más que a todas las otras mujeres, y halló ella gracia y benevolencia delante de él más que todas las demás vírgenes; y puso la corona real en su cabeza, y la hizo reina…”
 
Ester 4:14
“Porque si callas absolutamente en este tiempo, respiro y liberación vendrá de alguna otra parte para los judíos; mas tú y la casa de tu padre pereceréis. ¿Y quién sabe si para esta hora has llegado al reino?”
 
Ester 7:3
“Entonces la reina Ester respondió y dijo: Oh rey, si he hallado gracia en tus ojos, y si al rey place, séame dada mi vida por mi petición, y mi pueblo por mi demanda.”
 
Ester 8:16
“y los judíos tuvieron luz y alegría, y gozo y honra”

 

3 pensamientos en “Bendecida para ser de bendición.

  1. Super buen devo!! me encanto: puso una gracia especial en nosotros que nos hace aptos (no únicos) para que al cumplir sus sueños para nosotros automáticamente se vean realizados los nuestros.!!
    te lo puedo copyrigth para mi estudio del viernes chayito? thanks!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s