Alzaré mis ojos

Hacia donde fijamos nuestros ojos cuando necesitamos ayuda. Mantenemos nuestra mirada en las cosas que están a nuestro alrededor buscando que o quien nos puede dar lo que necesitamos. No perdamos el tiempo buscando respuesta en donde no la hay, o es temporal.

A veces volteamos hacia arriba, cuando nuestra mirada ya volteo y se fijo en otros lados agotando las posibles maneras de traer solución, pero no hemos entendido que cuando alzamos nuestros ojos “a los montes” es reconocer que algo de nuestro nivel nunca podrá sacarnos de donde estamos, solo alguien que es más Alto y Sublime tiene el poder y la perspectiva que nosotros no tenemos. El no hará que nuestro pie resbale, podremos dormir confiados, porque El no duerme, nos dará la fuerza necesaria para enfrentar cualquier situación que nos tenga el día de mañana, y desde que salgamos de casa hasta que regresemos El nos guardara, no solo hoy, o mañana…
sino siempre.

Salmo 121

“Alzaré mis ojos a los montes;
¿De dónde vendrá mi socorro?
Mi socorro viene de Jehová,
Que hizo los cielos y la tierra.
No dará tu pie al resbaladero,
Ni se dormirá el que te guarda.
He aquí, no se adormecerá ni dormirá
El que guarda a Israel.
Jehová es tu guardador;
Jehová es tu sombra a tu mano derecha.
El sol no te fatigará de día,
Ni la luna de noche.
Jehová te guardará de todo mal;
El guardará tu alma.
Jehová guardará tu salida y tu entrada
Desde ahora y para siempre. “

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s