El promete ir con nosotros, no hacerlo por nosotros.

Esta en nuestras manos. Dios pone en nosotros la responsabilidad. Es de nosotros dar los primeros pasos. Dios nos pide ciertas cosas, y esta en nosotros hacerlas y como hacerlas.
¿Que nos impide dar los pasos de obediencia? ¿Que nos hace decir: mañana lo haré!? La próxima semana empiezo! A veces ponemos excusas, pero cual es la raíz de esas excusas. ¿Temor? ¿Flojera? ¿Pasividad? ¿Conformismo? ¿Cansancio?

A mi me ha pasado…¡muchas veces! Y sé que cuando nos levantamos y decidimos a hacer las cosas, no importa lo que cueste, sea lo que sea que sea, Él nos respalda, y nos da lo que necesitamos para continuar, nos llena de ánimo, motivación y las fuerzas para permanecer.

Me recuerda la vida de Moisés. Dios le pidió que se enfrentara y hablara con el faraón y sacara a su pueblo de Egipto, esto fue algo que a Moisés lo lleno de temor porque recordó sus inseguridades y sus limitantes, a lo mejor se encontraba muy cómodo en el lugar donde estaba pero si no lo hubiera hecho, ¿de cuantas cosas no se hubiera perdido!? Lo hizo, y Dios estuvo con El.
El promete ir con nosotros, no hacerlo por nosotros. Hay muchísimas bendiciones que nos podemos perder al no dar los pasos que tenemos que dar.

Una vez leí esto: “Si realmente te importa, encontraras una manera, si no, encontraras una excusa”
La pregunta es: ¿Realmente me importa?

La Biblia habla de que no es lo mismo el querer hacer las cosas a hacerlas. Que padre sería que con la intención de querer hacerlo ya contaran como hecho. El tener la intención de querer, es algo ¡muy bueno! Ten por seguro que no es por ti, Dios es el que pone en nosotros ese sentir por su buena voluntad, pero ¡no es suficiente! ¡Ahora nos toca a nosotros! ¡llevémosla acabo!

Se me vino esta canción a la mente, al leer estos versículos.
“No basta solo con cantar, no basta solo con decir, no es suficiente solo con querer tener, es necesario morir. No basta solo con soñar, no basta solo con pedir, no es suficiente solo con querer hacer, es necesario morir. Dame tu vida! Esa clase de vida que sabe dar!”

Santiago 1:22
“Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.”

2 Corintios 8:11
“Ahora, pues, llevad también a cabo el hacerlo, para que así como estuvisteis prontos a querer, también lo estéis a cumplir…”

Filipenses 2:13
“porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.”

2 Timoteo 1:7
“Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor y timidez sino de poder, amor y autodisciplina.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s