Vivimos por El y para El

¿Cómo puedo hacer que todas las tareas que hago en el día no sean solo eso, pendientes palomeados? ¿Cómo le hago para que cada actividad sea para El, y que cada cosa que yo haga en mi casa y fuera de ella sea con la perspectiva de extender su reino?

Entre más estamos con El, más nos hacemos como El, y menos esta fuera de nuestros pensamientos. El llega a ser el motor que nos impulsa, y la motivación de cada mañana! Llega a ser un deleite vivir para Aquel a quien perteneces, y entonces todas nuestras tareas diarias se vuelven una oportunidad para sumarse a su trabajo eterno.
Pongamos en sus manos todas nuestras actividades y pidámosle que nos ayude a verlas como El las ve. No importa si tus actividades son en tu trabajo, o con tus hijos, o en vueltas que tengamos que hacer, siempre hay una oportunidad de ser sensibles a su voz, y dejarnos sorprender por El cuando nos ponemos a Su disposición.

Romanos 14:8
“Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s