El esta llamando

¿Cómo no abrir la puerta al que pensó en mi desde el principio? Y más que compartir mi cena con el, es dejar que el satisfaga el hambre que nada en este mundo ha podido llenar. ¿Habrá algo en nuestra vida más audible que su misma voz, que no hemos podido escuchar que El esta llamando? Bajemos el volumen de todo lo que pueda preocuparnos, y ocupar nuestros pensamientos, y cuando estemos cenando con el, disfrutemos de su compañía que Él se encargará de lo demás.

Apocalipsis 3:14-20
“He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s