Nuestro valor, Su sangre.

Tu necesidad, El la conoce. Tu temor, El lo conoce. Tu enfermedad, El la conoce. Tu larga espera, El la conoce. Tus anhelos más profundos, El los conoce. Tus inseguridades, El las conoce. Tus pensamientos, El los conoce.
Por más insignificante que sintamos que es nuestra situación, para El no lo es. El conoce cada detalle y cada sentimiento que experimentamos al enfrentarlo. Y su deseo es poder intervenir en cada detalle de nuestra vida.

El valor que Él nos da, es el de su misma sangre y su amor por nosotros es más grande que la capacidad que tenemos para entenderlo.

Lucas 12:6-7
“¿No se venden cinco gorriones por dos moneditas? Sin embargo, Dios no se olvida de ninguno de ellos. Así mismo sucede con ustedes: aun los cabellos de su cabeza están contados. No tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s