El Hacedor de todo, enseñandome.

Te has imaginado como ha de ser, ser la hija de un presidente. Ver que quien tiene la máxima autoridad en su país, a quien todo mundo respeta, admira, y que a la vez puede ser inalcanzable para mucha gente, ella lo tiene a unos cuartos de distancia y aparte espera un beso de su parte por las noches, después de quedarse platicando en pijamas sobre lo que paso en el día y recibir unos cuantos consejos de parte de el. Lo que es inalcanzable para mucha gente, para ella es lo mas alcanzable, pues disfruta de no solo su autoridad, si no de su cuidado y amor.
Dios, el creador del universo, quien tiene todo poder y autoridad, quien se sienta en un trono de majestad, quien es glorioso por sobre todas las cosas. Mucho mas que un presidente, El es quien quita y pone reyes y les da sabiduría, a quien un día todos… ¡todos! se postrarán y confesaran que Él es Señor, esta tan alcanzable, lo tenemos hoy tan cerca, tan cerca como un padre, a quien le puedes hablar en la más profunda intimidad, y el no solo nos escucha, nos enseña cosas que solo podremos aprender en su presencia. ¡Que oportunidad! ¡Que privilegio! El Hacedor de todo, enseñándome.

Jeremías 33:2-3
“Así ha dicho Jehová, que hizo la tierra, Jehová que la formó para afirmarla; Jehová es su nombre: Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s