Sin fe no podemos agradarle

Me acuerdo que cuando estaba trabajando, era una obligación conocer a cada cliente no solo personalmente si no también su negocio, y no solo por afuera, si no conocer su oficina, su bodega, de preferencia todas sus instalaciones. Cerciorarte que tuviera en bodega lo que dice que vende, o mínimo ver que sus oficinas respaldan lo que él dice que hace. Con esto era una forma de conocer más y comprobar que realmente se dedica a lo que dice. Vivimos en un mundo donde hay engaño. Y estamos a acostumbrados a ver para creer, te creo si me firmas aquí, te creo si veo primero, de lo contrario podrías engañarme y traicionarme.

Con Dios las cosas no funcionan así, podemos estar seguros que su amor por nosotros es tan grande que Él es el único en quien podemos confiar. A Dios le agrada que le creamos, a cada palabra que El habla, aunque no le veamos, aunque no le sintamos, aunque parezca imposible, aunque tarde la respuesta, ¡El esta ahí y lo que ha prometido lo hará! Si tenemos fe en Su palabra necesitamos demostrárselo con lo que hacemos y con lo que sentimos. Él es el único que puede hacer lo imposible posible, si tenemos fe.

Hebreos 11:1
“Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s