Mi realidad vs. Su verdad

No podemos imaginar muchas veces el propósito o la razón por la cual Dios actúa de cierta manera. Nuestra cabeza no da. Por eso dice su palabra que sus pensamientos son mas altos. Tratar de comprenderlos a veces es imposible. Pero podemos estar seguros que El es dador de cosas BUENAS! Y que sus pensamientos son de bien. Mejor confiar. Como un niño chiquito confía en su papá, aunque no entiende muchas cosas el simple hecho de que vaya con el, sabe que no importa lo que haga, el siempre estará seguro tomado de su mano. De la misma manera nosotros. El en su misericordia y en su amor nos revela su razón de actuar, o de permitir y es entonces que podemos entender un poquito de sus propósitos eternos, y nos damos cuenta que diferente es ver las cosas como Dios las ve. Que diferente es ver a las personas a través de sus ojos, que diferente es ver las circunstancias, y los problemas como El los ve, que diferente es ver la vida como El la ve. Nos ahorraríamos tantas cosas.

Al leer estos versículos, estaba recordando esto:

Es tan sencillo, tan fácil, tan cómodo, y a la vez tan angustiante, tan desesperanzador, tan corto, dejarte llevar por la “realidad” y no por Su “verdad”. Es algo que tenemos que pedirle, que abra nuestros ojos espirituales y que podamos ver más allá de las circunstancias, más allá de nuestro razonamiento, más allá de nuestras matemáticas, que veamos Su verdad, su Palabra, sus pensamientos, no solo nuestra realidad. De esta manera podremos darnos cuenta que lo que posiblemente para nosotros son problemas, realmente son oportunidades para avanzar en fe y unirnos a Su trabajo eterno.

Efesios 3:20-21 RVR1995
“Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a él sea gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén.”

2 Corintios 4:17-18
“no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven, pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s